Ozono Terapia

El Ozono como Regulador del Estrés Oxidativo Biológico.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

¿Qué entendemos por Estrés Oxidativo? Es el estado caracterizado por el DESBALANCE que se establece entre las especies antioxidantes celulares y las prooxidantes; donde el equilibrio se desplaza hacia la formación de Especies Oxidantes.

¿A qué llamamos Radical Libre? ¿Qué son las Especies Reactivas del Oxígeno (ERO)? Son Especies que se derivan del metabolismo del oxígeno y que tienen carácter reactivo, como su nombre lo indica, causando diferentes efectos biológicos celulares beneficiosos, a niveles fisiológicos, pero que, en exceso, dan al traste con el buen desarrollo fisiopatológico celular.

La Ozonoterapia sistémica posee la propiedad de estimular los sistemas de defensa antioxidante protectores contra la acción de las ERO, a partir de la activación de reacciones oxígeno dependientes y del Ciclo de Krebs, con la formación de grandes cantidades de protones, necesarios para restablecer la capacidad buffer de los sistemas de defensa antioxidantes, para su posterior ataque contra las ERO. Existen, no obstante, otros mecanismos relacionados, como la activación ó represión de la transcripción génica, que están también involucrados.
Actualmente se reconoce que “un estrés oxidativo transitorio”, genera una respuesta terapéutica multivariada que, en condiciones controladas, no debe ser añadido al estrés oxidativo crónico de la célula y que ha permitido explicar las acciones farmacológicas del ozono en aquellas enfermedades mediadas por especies reactivas del oxígeno (ERO).

El ozono como Regulador Metabólico

Esta acción del ozono sobre el metabolismo del organismo, se ha evidenciado, sobre todo, de forma clínica a partir de la medición de parámetros bioquímicos y metabólicos como: Colesterol Total (COL), lipoproteínas de alta densidad(HDL) y de baja densidad(LDL), Apo B y triglicéridos(TG), glucosa, creatinina, hemoglobina, proteínas totales, hematocrito, enzimas hepáticas( TGP, TGO y GT), ácido úrico; así como ciertas hormonas (Ej: T3 y T4) y oligoelementos, entre otros, antes, durante y después de recibir tratamiento con ozono en pacientes con diversos procesos patológicos. En ellos se ha evidenciado una normalización de estos, inicialmente patológicos.