Medicina Biorreguladora

Medicina Bioreguladora

¿Qué es la
Medicina Biorreguladora?

El organismo humano es un sistema extremadamente complejo cuya estabilidad y mantenimiento dentro de unos límites fisiológicos (homeostasis) depende de la interacción de los distintos subsistemas que lo componen. Para mantenerse dentro de dichos subsistemas, la mayor parte de los procesos vitales son controlados o dirigidos por sistemas de autorregulación (SAR) interactivos que suelen utilizar sistemas de retroalimentación (feed-back).
Las intervenciones terapéuticas orientadas a influir o modular estos sistemas de autorregulación y respetando siempre el carácter de control biológico de los mismos, se incluyen en el concepto de medicina reguladora o biorreguladora.
La Medicina Reguladora puede aplicarse a través de sustancias o moléculas, o por procedimientos en el sistema nervioso (Terapia Neural), sobre todo el vegetativo o autónomo, que interviene en forma importante en la regulación de nuestro equilibrio y de que el organismo recupere sus mecanismos autocurativos. Cuando usamos moléculas, nos referimos a compuestos con principios activos de origen natural en dosis adecuadas, para lograr también la recuperación de las alteraciones químicas y deficiencias que producen la enfermedad o síntoma (Medicina Ortomolecular).